ULTIMAS NOTICIAS

El Rally Safari vuelve a sonar con fuerza en el futuro del WRCEl DS7 Crossback recibe en París importante reconocimiento por su diseño interiorPorsche 911 GT3 RS 2018, motor de 4 litros y 520 CV listos para Ginebra

noticias

ÚLTIMAS

08 de Febrero del 2018

El joven piloto que perdió sus piernas en un accidente en la F4 vuelve al volante

"¿Se puede accionar el embrague sólo utilizando el volante?". Aunque pueda parecer sorprendente, estas fueron las primeras palabras del joven Billy Monger después de despertarse del coma inducido tras su grave accidente que le costó las dos piernas. Sucedió el 15 de abril de 2017, fecha en la que el piloto británico disputaba una carrera de Fórmula 4 en Donnington Park. Ahora, menos de un año después, Monger ha vuelto a pilotar, esta vez en Brands Hatch.

Su destreza y habilidad al volante hacían presagiar que se trataba de uno de los grandes pilotos en ciernes, cuyo tope parecía la Fórmula 1. Varias categorías por debajo de su gran objetivo, a sus 18 años estaba demostrando sus capacidades y empezaba a sonar entre los 'grandes' para empezar a acercarse al 'gran circo'. Su agresividad y técnica le convertían en una de las referencias de la parrilla, pero aquel 15 de abril cambió su vida por completo.

Monger, que había salido algo retrasado en la parrilla, utilizó las primeras vueltas para ir remontando. Pero, precisamente tras realizar varios adelantamientos de calidad, llegó el fatídico momento: tras coger la aspiración del coche que le precedía, decidió adelantarle por el interior de la curva Schwantz... encontrándose con la fatalidad. Con el pedal a fondo, impactó violentamente contra un vehículo que se encontraba detenido por una avería. El resto de la historia ya es sabida.

Tras más de tres horas tratando de excarcelarle de su monoplaza, en el hospital confirmaban la mala noticia: para salvar su vida, era necesario amputarle las dos piernas. Pero Monger no se iba a rendir. De hecho, en sus primeras declaraciones públicas en el mismo hospital, tenía claro cuál iba a ser su intención: "Volveré a correr. Seguro". Ha necesitado menos de un año para confirmar su idea: este martes volvió a pilotar por primera vez desde su accidente.

Fue en Brands Hatch, donde se montó a bordó de un vehículo del Team BRIT de la Fun Cup. Se trata de un coche adaptado, cuyo propietario es Dave Player, un exmilitar que cuenta con movilidad reducida en sus extremidades inferiores. Solo tuvo que decírselo a Monger para que este volviera a sentirse piloto: "Ha sido realmente increíble volver a ponerme al volante", dijo Monger. "Tengo que agradecerle todo al Team BRIT por esta oportunidad. Tengo muchas ganas de estar de vuelta".

LE MANS COMO GRAN OBJETIVO

Monger dejó caer la posibilidad de competir en la Fun Cup en un tiempo no muy lejano aunque, de momento, lo que sí ha confirmado es que competirá junto a Frédéric Sausset en La Ronda del VdeV Endurance Proto Series que se disputará en Estoril el 4 y 5 de noviembre. Lo hará a bordo de un Ligier-Honda JS53 Evo 2 y lo hará junto al piloto francés que se ha convertido en un referente para él: sin manos y sin piernas, fue capaz de acabar las 24 horas de Le Mans en 2016.

El joven piloto británico está de vuelta. Y su objetivo es mucho más ambicioso que simplemente competir en campeonatos pequeños: no en vano, quiere seguir el ejemplo de Sausset y ya se prepara para intentar llegar a las 24 horas de Le Mans de cara al año 2020. Billy Monger es uno de los grandes ejemplos de superación que nos deja el deporte: un héroe no lo es sólo por lo que consigue, sino por la fuerza con la que es capaz de levantarse tras un caída. Y Monger ha dado toda una lección.

 

Vía El Confidencial

NOTICIAS RELACIONADAS

Siguenos

30k
4038
60
12294

Eventos

Twitter

videos